Ahora, cuando el contrato con Urbaser llega a su fin, Moralzarzal se encuentra ante la oportunidad de un cambio de modelo en la gestión de los servicios públicos. Es el momento de plantearse si queremos o no revertir la políticas del PP basadas en el amiguismo, el beneficio privado y no en el interés público y colectivo de la ciudadanía. Hay que apostar claramente y sin ambages por la calidad del servicio, por un empleo digno y profesionalizado, por el ahorro y a la eficiencia para nuestro municipio.

El actual modelo de gestión privada de los servicios de limpieza de Moralzarzal no cumple con los criterios de calidad, adolece de rutas deficitarias que no llegan a todos los lugares del municipio, observa deterioro en contenedores rotos y en mal estado. Son continuos los conflictos con la empresa adjudicataria, Urbaser, al negarse ésta a cumplir con los servicios de jardinería de determinadas zonas del municipio, amparándose en una indefinición contractual del servicio, sin la realización del inventario de jardines, zonas verdes y arbolado.

Diversos informes económicos y las experiencias en distintos municipios avalan las ventajas de la municipalización:

  • Calidad de la prestación del servicio. El objetivo de las empresas contratistas es el aumento del beneficio privado, reduciendo los costes en medios y en mano de obra. El modelo de gestión pública directa no busca el beneficio privado, sino que reinvierte los recursos disponibles en mejorar el servicio en interés del municipio.
  • Condiciones laborales de los trabajadores. La gestión privada reduce los costes a costa de las condiciones laborales de sus trabajadores (bajos salarios, horarios abusivos, precariedad y temporalidad).La gestión pública supone una dignificación de los puestos de trabajo, que redunda también en una mayor calidad del servicio.
  • Ahorro presupuestario. La supresión de la gestión privada supone la desaparición del beneficio empresarial y el IVA que encarece la factura del servicio pagado por el municipio.
  • Gestión colaborativa. La gestión pública directa implica a todos los trabajadores en la gestión del servicio, colaborando en la planificación y control del trabajo.

La gestión privada de Urbaser ha supuesto durante estos últimos años un impacto negativo para las arcas municipales en Moralzarzal, con un sobrecoste de aproximadamente un millón de euros, por un supuesto ‘error matemático’ de la anterior administración del PP.

Es el momento de plantear un calendario para municipalizar los servicios de limpieza viaria, recogida de residuos urbanos y limpieza de jardines, ofreciendo garantías durante el proceso de cambio hacia un modelo de gestión pública y mejoras que repercutan en nuestro pueblo. Por ello, las organizaciones abajo firmantes instan al equipo de gobierno a demostrar una inequívoca voluntad política de cumplimiento de estos compromisos programáticos.

Por tanto, hacemos un llamamiento a la corporación municipal de Moralzarzal a cumplir en la presente legislatura los acuerdos de municipalización de servicios que fundamentaron el pacto de gobierno.